Pasamos aproximadamente un tercio del día durmiendo, pero no siempre ese descanso es todo lo reparador que debiera. Para algunas personas dormir se ha convertido en algo incómodo, y cuando se levantan por las mañanas pueden tener dolores cervicales y lumbares. La razón más común de la rigidez y el dolor matinal se debe a desequilibrios musculares y al pobre acondicionamiento de estos músculos. 

Afortunadamente hay consejos que se pueden seguir para prevenir estos molestos dolores de cuello y espalda.

1. Asegúrate de que estás durmiendo en una posición que favorece la natural alienación del cuello y de la espalda. Intenta no dormir boca abajo, ya que es una posición que no favorece que la columna vertebral esté recta. Trata de dormir boca arriba o de lado, y así tu espalda descansará en una posición más neutral. También te puedes ayudar con una almohada entre las rodillas, si duermes de lado, o colocar una almohada debajo de las rodillas o debajo de la columna vertebral si duermes boca arriba.

2. Elige una buena almohada. El objetivo de utilizar almohada es conseguir la postura correcta para que nuestro cuerpo descanse lo más recto posible para evitar así posibles dolores de cuello y cabeza. En la zona del cuello hay músculos y ligamentos que se van tensionando a lo largo del día, pero que es primordial que se relajen a la hora descansar para no sufrir de dolor al día siguiente. A la hora de elegir una almohada ten en cuenta que sea de grosor y firmeza intermedios.

3. También es importante de que te asegures de utilizar el colchón correcto. Las investigaciones indican que un colchón de más de diez años es  una de las posibles causas del dolor de espaldas. Si sufres dolor de espalda es siempre mejor utilizar un colchón firme a otros demasiados suaves o demasiado firmes. Los colchones de muelles ensacados suelen ser los más recomendados para personas que sufren estas dolencias.

4. La forma de levantarse de la cama también importa. Sitúate al borde de la cama doblando las rodillas, baja las piernas y eleva el tronco ayudándote con los brazos, quedando sentada/o. Posteriormente ponte de pie.

5. Realizar periódicamente ejercicio físico para estirar y tonificar los músculos.

Si se sigue sufriendo de estos molestos dolores, es importante consultar a un especialista para descartar alguna lesión.

 

Contáctanos

Visita nuestras tiendas online:
www.factorydescans.com
www.centrosuenos.com

 

 

Email info@ergostil.com

 

 

Localización Descubre nuestras tiendas

Al enviarnos un email a través de nuestro formulario de contacto
usted acepta la Política de Protección de Datos.